El Domingo pasado y conmemorando el día del libro, El smial, se reunió una vez más en el Pub Molly Malone. El motivo, hablar sobre la influencia de Tolkien en los diferentes autores que lo sucedieron, en afectuosa compañía.

Sorprendentemente, conocimos la visión de autores, que claramente influenciados por Tolkien, han terminado renegando de su estilo. Ejemplos como Patrick Rothfuss o Joe Abercrombie, que, escudándose en los clichés de la literatura fantástica (más que cuestionables) repudian del profesor.

En contraposición, nombramos autores que, aunque no consideran a Tolkien el mejor escritor del mundo, sin duda y reconociéndolo abiertamente han llegado a ser lo que son, gracias a él. Hablamos de Terry Pratchett o George Martin.

Otros, como Ursula K. Le Guin, que directamente, enamorada de la prosa del profesor, la estudió, fragmentó y analizo para reflejarla en sus Cuentos de Terramar.

O autores como Isaac Asimov y su visión del poder del Anillo, que sorprendentemente no dista mucho de la visión que tenía Boromir y su “uso con responsabilidad”

¿Influencia solo en escritores? Descubrimos que no solo Tolkien ha distribuido su magia en esta área. Sino que la música (Blind Guardian, Led Zeppelin, etc), El arte, o los juegos de mesa y/o rol son algunos de los sectores donde nos lo encontramos.

La magia de las palabras de Tolkien fluye cada vez que lo lees y sin duda alguna, nadie queda indiferente.